Píldora de TESORERÍA

Control de Gestión: Tesorería

Control de Gestión: Tesorería

La fecha valor, esa gran desconocida

¿No te ha ocurrido alguna vez que teniendo saldo positivo en tu cuenta, el banco amablemente te ha cargado unos intereses por números rojos? ¿Cómo ha sido posible? La respuesta será desvelada en breve.

Cuando recibes por correo el extracto bancario o bien lo consultas en la web del banco,  aparecen dos fechas, la fecha contable y la fecha valor. Y no siempre coinciden. Depende del tipo de operación que estemos realizando y la hora del día en que la realicemos.

Un concepto generalmente mal entendido es si recibo un ingreso en la cuenta, ya puedo disponer de ése dinero. Pues no. Lo primero en lo que hay que fijarse es ¿qué fecha valor tiene? Puede ser que nos hayan hecho, por ejemplo, un ingreso en efectivo en nuestra cuenta corriente el día 12. En nuestro extracto indicará que la operación se hizo el día 12, pero ¿y la fecha de valor? Pues puede ser el mismo día 12 si el ingreso se hizo antes de las 11 de la mañana; o será el día 13 si se hizo pasadas las 11 de la mañana.

Las entidades bancarias están sujetas a las limitaciones establecidas en el anexo IV de la Circular 8/1990 del Banco de España, sobre transparencia de las operaciones y protección de la clientela (modificada por la Circular 5/2012) http://app.bde.es/clf_www/leyes.jsp?normaAFecha=S&id=9282&idart=10449&fc=05-10-2012&mh=1. En ésta circular se limitan los desfases máximos entre dichas fechas en caso de abonos; y los desfases mínimos en caso de cargos en cuenta.

Por ello, tenemos que planificar muy bien nuestros saldos para evitar sorpresas. Ya seamos autónomo o PYME. Con un ejercicio muy sencillo, que nos lleva al día 5 minutos, podemos prever nuestra Tesorería y conocer de antemano si tendremos fondos suficientes para afrontar un pago de un proveedor, pagar las nóminas o los impuestos.

Comenzamos creando una sencilla hoja en Excel donde en una columna escribimos dos apartados:

1. INGRESOS: Relacionamos todos los ingresos que podríamos recibir clasificándolos en clientes, entidades, etc. ya sea en efectivo, cheque, transferencia….

2. GASTOS: Relacionamos todos los gastos mensuales que sean tanto los habituales como los imprevistos.

En las siguientes columnas indicamos los días del mes, del 1 al 30 ó 31.  Y al final de cada día una simple fórmula de Saldo inicial más ingresos menos gastos. De ésta forma tenemos nuestro saldo final diario en el banco.

El siguiente paso es ir introduciendo los datos de todas nuestras operaciones realizadas y las que prevemos que ocurrirán, fijándonos NO en la Fecha Contable, sino en la FECHA VALOR.  Algunos días, el saldo del banco no coincidirá por la diferencia de fechas, pero el saldo final debe ser igual al de nuestro extracto.

Plantilla Tesoreria 2014

Con ésta simple herramienta hemos conseguido:

  • Conocer de antemano si en un plazo muy corto, nos encontraremos en números rojos.
  • Planificar mejor nuestros pagos.
  • Optimizar nuestras puntas de Tesorería, consiguiendo más rendimiento.

Lo que he comentado es un ejemplo de control de gestión. Utilizando una herramienta hecha a medida de nuestro negocio, podemos controlar nuestra liquidez y disponer de margen de maniobra suficiente para tomar decisiones relacionadas con la Tesorería.

¿Alguna vez te has planteado mirar tus extractos por la fecha de valor en lugar de la fecha contable? ¿Quieres compartir tus experiencias sobre éste tema?

En el siguiente post prescribiré otra píldora para controlar tu gestión diaria a través del Balance. ¿Qué utilidad tiene un Balance?

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes

Social Network Integration by Acurax Social Media Branding Company